jueves, 18 de septiembre de 2014

12.13.14 SEPTIEMBRE

Este mes llego con un poco de retraso a nuestra cita mensual con Flor, de Mums & klDS pero como ella es tan especial y está atenta a todo, siempre nos deja unos días más por si la vida se nos complica un poquillo a la hora de publicar...

Por si no conocéis la iniciativa, cada 13 es el día elegido por  Mums & klDS  para publicar una foto que represente ese mes, y así al final del año tener nuestro particular calendario fotográfico.

Encima este mes lo comencé dando un paseo por una zona preciosa de Córdoba, conocida como Trassierra, que está a cinco minutos en coche, y tiene caminos para pasear que son una maravilla...

Además de pasear, aprovechamos para recoger moras, y aunque las moras estaban de vicio y preciosas, esta encina me cautivó. La encina es un árbol que me encanta, y gracias a esa luz tan especial que queda cuando empieza a abrir después de la lluvia, me puse a hacerle fotos pensando en compartirla con vosotros...


Así que ésta es mi imagen para Septiembre... Se ve que estoy ya deseando que empiece el otoño, porque los colores de esta estación me encantan...

Por supuesto, os recomiendo ver otras perspectivas de este mes, pinchando en la imagen o aquí



Y aquí podéis ver las últimas fotos de mi calendario:
- Agosto aquí
- Julio aquí
- Junio aquí

¡Un besote muy fuerte!














domingo, 31 de agosto de 2014

SCONES CHEDDAR Y PIMENTON - RETO COCINILLAS AGOSTO

Como todos los finales de mes, hoy toca Reto Cocinillas.

Este mes toca salado: SCONES DE CHEDDAR, CEBOLLETA Y PIMENTON


Los scones son una especie de panecillos típicos en las meriendas de té inglesas, aunque son originarias de Escocia. Suelen ser dulces, aunque las versiones saladas, como la que propone Lorraine Pascale, también son habituales.


Tenía muchas ganas de hacer scones, la versión clásica, que seguramente haré más adelante.

Así que me hizo mucha ilusión que saliera esta receta pata este mes.

Los ingredientes que vamos a necesitar son:


- 5 cebolletas, finamente picadas
- 200 gr. harina leudante
- 100 gr. harina integral
- 50 gr. mantequilla sin sal
- 50 gr. crema de queso baja en grasa
- 1 cdta. levadura en polvo
- 2 cdta. Páprika o pimentón
- 1 pellizco gordo de sal
- 100 ml. leche desnatada
- 1 huevo pequeño, ligeramente batido, o 1 yema de huevo mezclada con un poco de agua fría.
- 25 gr. queso Cheddar

Si no tenéis harina leudante, podéis fabricarla vosotros mismos, como hice yo, mezclando 240 gr. de harina normal, con una cucharadita y media de levadura química en polvo y una cucharadita de sal.

Lo primero que haremos es picar la cebolleta muy finamente, y dorarla en una sartén con un poco de aceite, a fuego medio, unos 4-5 minutos, para que quede floja pero sin que llegue a tomar color.


Mientras, en un robot de cocina, vertemos los dos tipos de harina, la mantequilla, la crema de queso, la levadura, la sal y el pimentón o páprika, y mezclamos hasta que quede como pequeñas migas.


El siguiente paso es añadir la leche, y la cebolleta ya pochada, volviendo a mezclar hasta que quede una masa suave.


Me gustó mucho trabajar con este tipo de masa porque me pareció muy elástica y manejable.

Extendemos la masa sobre una superficie enharinada hasta que tenga 2 cm. de espesor, y cortamos con un cortador circular de 6 cm., sin girar para que queden rectos al subir.


Según la receta salen 8 piecas, pero yo al final dejé la masa más fina, y el cortador era algo más pequeño (5 cm), así que me salieron el doble de scones.


Vamos colocando sobre la bandeja, y pintamos la superficie con huevo batido, con cuidado de que le huevo no caiga por los laterales (podemos retirar el sobrante con papel de cocina).


Espolvoreamos con queso Cheddar, que habremos rallado finamente.


Introducimos en el horno, previamente precalentado a 200ºC (180ºC con aire, Gas 6), y dejamos 10-12 minutos, o hasta que cojan un tono marrón dorado.

Pero no sé por qué motivo, a mi me tardaron mucho más en dorarse. Tanto, que tras probarlos volví a introducirlos en el horno casi 10 minutos más, a 180ºC para que no se quemaran.


Algunos los dejé sin queso...


Están muy buenos templados, así que podéis ir preparando un té, y así disfrutar de una merienda muy "british"...


Para los que no utilicéis robot de cocina, poned los ingredientes en un bol grande y utilizando índice y pulgar, pellizcad los trocitos de mantequilla y crema de queso con la mezcla de harinas, hasta integrarlas y que quede como una mezcla de pequeñas migas. Añadir la leche y las cebolletas y mezclar todo rápidamente con un cuchillo de mesa antes de meter las manos, y entonces, apretar todo hasta obtener una mezcla suave, asegurándonos de que no queden migas sueltas en el fondo del bol.


Como agosto es un mes más complicado, como veréis hemos sido pocos los que hemos participado en el reto, así que ya estáis pasando a verlos:

Victoria, de Hoy Cocina Vivi

Marisa, de Marisa en la Cocina

Susana, de Té con Limón y Canela

¡Besitos!

martes, 19 de agosto de 2014

AJOBLANCO MALAGUEÑO

Esta receta originaria de Málaga no se puede negar que es súper apetecible en verano.


Y aunque la suelo hacer con frecuencia, esta es la primera vez que la hago con Thermomix (TM31). Aunque os explicaré también cómo hacerla con batidora tradicional.

Lo primero, los ingredientes:


Cuando utilizo frutos secos, prefiero comprar la cantidad justa para la receta, ya que si no pueden quedar un poco rancios... Así que, si tenéis almendras y llevan ya tiempo en casa, pueden darle menos sabor...

Lo primero, verter las almendras en la Thermomix, con un buen pellizco de sal gruesa y el ajo (al que le habremos sacado la semilla para que no repita), y trituramos 30 segundos a velocidad 5.

Si utilizamos batidora, en el vaso de ésta ponemos los mismos ingredientes, pero añadimos una poca de agua, para facilitar el triturado.

Sacamos la miga del pan y la humedecemos con una poquita de agua.



Unimos a las almendras picadas, y otros 15 segundos a velocidad 5.

Debe quedarnos una especie de pasta, algo así:



En caso de batidora tradicional, este paso sería igual: añadir el pan húmedo y batir hasta obtener una pasta gruesa

Ahora, a velocidad 5, sobre la tapa y sin quitar el cubilete, poco a poco vamos añadiendo el aceite de oliva virgen extra. Lo mantendremos a esta velocidad hasta que se haya introducido todo el aceite.

Ahora le toca el turno al resto de ingredientes, vinagre y agua, que trituraremos un minuto a velocidad progresiva 5-10.

Con la batidora, incorporaremos el aceite de la misma forma que si hiciéramos mayonesa, e igual con el vinagre y el agua, batiendo con suavidad.

Como cuando lo hice esta vez era para tomarlo en casa de mi madre, no le añadí todo el agua, sino algo así como medio litro. Por una parte es más cómodo de trasladar, pero sobre todo, resulta que ese día estábamos a 40ºC, así que quedé con ella en que el resto del agua lo tendría ella preparado en el congelador, porque este plato, como no esté bien frío pierde casi toda la gracia....

Para servir, solemos acompañarlo de cubitos manzana verde (el punto ácido de la genial) y uvas pasas, si son de la variedad Moscatel de Málaga, pues mejor...


Y tenemos un plato la mar de rico y sano, ya que las almendras tienen un contenido en Vitamina E muy elevado, y además, es una de la fuentes no animales más ricas en calcio. En cuanto a las pasas, además de la elevada cantidad en fibra y flavonoides (estos últimos, antioxidantes), son ricas en potasio, que ayuda a depurar el organismo.

Y encima se puede preparar de un día para otro...

Así que, ya os podéis ir animando a preparar este plato tan rico

¡Besitos!


miércoles, 13 de agosto de 2014

12.13.14 AGOSTO

Aunque la mayoría del personal está de vacaciones, los días siguen pasando y como cada día 13, hoy toca foto para calendario...

Y es que cada 13 es el día elegido por  Mums & klDS  para publicar una foto que represente ese mes, y así al final del año tener nuestro particular calendario fotográfico.

Aunque peque de "tópica", no puedo evitar poner una foto con acento playero...


Pero es que si una va un fin de semana de agosto a la playa y se encuentra una sombrilla así de solitaria... Pues casi que no se lo cree... Y por eso decidí inmortalizarla.

También me inspira un poco a pensar en que cada mes de agosto me gusta pararme, respirar hondo, en soledad, y ver qué cosas he conseguido en lo que va de año, qué metas he alcanzado y cuáles me quedan por alcanzar, y qué nuevas ilusiones me propongo para los meses que quedan para cerrar el año.

Seguro que debajo de esta sombrilla se reflexiona muy bien...

Para ver las fotos de los calendarios de mis compañeros, podéis pinchar aquí o en la foto.


Y aquí podéis ver el resto de mi calendario:
- Julio aquí
- Junio aquí
- Mayo aquí

¡Besitos!

sábado, 9 de agosto de 2014

MILHOJAS DE LIMON Y ARANDANOS - RETO COCINILLAS JULIO

Llega de nuevo el final de otro mes.

Y como siempre, nuestro Reto Cocinillas.



Este mes toca dulce, y la receta que salió elegida fue....


Necesitaremos...


Para las bases:
115g icing sugar o azúcar glas, y algo más para decorar
- 250g hojaldre
Para el relleno:
165ml nata montada
- 25g icing sugar
1 vaina de vainilla, sólo las semillas (o 2 gotas de extracto de vainilla)
1 limón, del que tomamos el zumo por un lado, y la cáscara finamente rallada por otro.
- en lugar de esta crema de nata y limón, yo he utilizado helado....
- 200 gr. arándanos.

Cubrimos una bandeja de horno con papel de hornear.
Espolvoreamos la superficie de trabajo con mucho azúcar glas y extendemos el hojaldre para que quede muy fino, pero sin alargar la masa.



A continuación, Lorraine corta rectángulos de 9x5 cm.

Pero yo he querido hacer las milhojas más pequeñas, así que he cortado el hojaldre con un cortador de galletas cuadrado, de unos 3cm. de lado.



Los salpicamos con más azúcar glas y reservamos en la nevera una media hora.
Este paso me vino especialmente bien, porque en Córdoba hace un calor horroroso, y el hojaldre casi se me derrite al manipularlo...

Ponemos el horno a 200ºC, sacamos los cuadrados de hojaldre del frigo y horneamos 5 minutos.



Espolvoreamos más azúcar glas y volvemos a introducir otros cinco minutos, o hasta que la masa quede de un tono marrón dorado...



¡Y qué brillo más apetecible!



He de admitir que antes de pasar al siguiente paso, algún cuadrado de hojaldre solitario desapareció de la bandeja de "reserva"....

Pues eso, reservamos y pasamos a montar la nata....

¡¡Error!!
No sé si será del calor, pero fui incapaz de montarla. Misma batidora, misma marca de nata... Y la primera vez que me pasa (también la primera vez que monto nata con estas temperaturas...).

Este punto es el principal causante de la desaparición de varios cuadraditos... Había que dejarlos esperando hasta traer a casa el sustituto, que iba a ser helado de limón...

Así que, una vez reunidos todos los ingredientes, pasamos a montar el postre...


Las fotos están un poco oscuras, porque preparé este Reto como postre para la cena...

Pequeñas bolitas de helado intercaladas con unos arándanos buenísimos... ¡Y gordísimos!



Al quedar el hojaldre tan "hinchado" (la próxima vez habrá que pìncharlo antes de hornear...) y ser los cuadrados tan pequeños, en lugar de utilizar tres utilicé sólo dos para cada bocado...

Y decoramos con un poco de azúcar glas por encima.

Como veis, es una receta rica y fácil de hacer.

Y con la opción del helado, mucho más rápida!

¿Os animáis?

Como veréis este mes publico con retraso por un problema que tuve con las fotos, así que os dejo aquí el enlace de los demás participantes en el Reto Cocinillas

Chus Nenelinda de Siguiendo a Nenalinda
Blanca de Menjar a Cala Blanca
Carmen de El pucherete de Mari
Marisa de Marisa en la cocina
Teresa de Aurea´s Kitchen
Vivi de Hoy cocina Vivi

Mavi de Mandarinas y Miel

¡Besitos!

viernes, 1 de agosto de 2014

CUADRO CUBIERTOS ANTIGUOS #DIOGENERAS

De nuevo participo en el reto @diogeneras.

Pero esta ocasión es más especial que las demás, ya que hace un año que comenzaron con las fiestas de enlaces.

¡¡Feliz cumpleaños, chicas!!

Así que para celebrar la ocasión, he sacado mis mejores galas...


No hace mucho, mi suegra nos trajo los cubiertos antiguos de plata de mi marido, con su nombre grabado. 

Entonces yo me acordé que de pequeñas mi hermana y yo teníamos cada una su juego con el nombre grabado también.

Así que le pedí a mi madre que me los preparara.


En casa teníamos además dos cuadros con fondo que nos habían servido para algo pero que ya estaban un poco perdidos...


Al pintar el office esta primavera, parecía que esa pared necesitaba algo...

Un retal de la tela con la que tengo decorada la habitación y la pistola de silicona hicieron el resto...

La primera parte consiste en fijar los cubiertos al paspartú con la pistola de silicona.


A continuación, limpiamos los hilos de silicona que hayan podido quedar, y por la parte de atrás, fijamos la tela o el papel que queramos que se vea.


Ya está todo listo para cerrar el marco...


Y colgar.


Como seguro que os habéis quedado con ganas de ver más retos #diogeneros, aquí os dejo el enlace:


¡Besitos!

viernes, 25 de julio de 2014

JUDIAS VERDES CON TOMATE

Un plato que con me encanta y que hace tiempo que no ponía son las judías verdes con tomate.




Es sano, ligero y está muy rico bien como acompañamiento de otro plato más fuerte (a medio día) o para tomar solo como cena.

Y encima, es facilísimo de hacer.

Los ingredientes que he utilizado son:

- judías verdes (congeladas)
- tomate natural
- cebolla
- aceite de oliva virgen extra
- sal y pimienta

En primer lugar, picamos la cebolla.


En una cacerola ponemos un poco de aceite de oliva y comenzamos a sofreirla.

Lavamos y picamos los tomates. 

Si no os gusta encontraros la piel, les podéis hacer un corte en cruz en la base, introducir en agua hirviendo un minuto. Los enfriamos en agua fría (si no, queman mucho..) y saldrá la piel con muchísima facilidad.


Añadimos a la cebolla cuando ésta lleva unos 20 minutos pochando.



Dejamos que se haga el sofrito y mientras, hervimos nuestra judías...


A mi me gusta hacerlo con poca agua, casi al vapor.

En cuanto están, las refresco bajo el grifo y reservo hasta que esté terminado el sofrito.

Entonces, incorporo a la cacerola.


Removemos un poco, con cuidado de no cargarnos las judías verdes, para que éstas cojan bien el sabor del sofrito.


Tras unos minutos, tenemos nuestra cena lista.


¿Os apetece?

Pues aquí os dejo la receta...



¡¡Besitos!!