Mostrando entradas con la etiqueta SALADO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta SALADO. Mostrar todas las entradas

jueves, 1 de septiembre de 2016

ENSALADA DE REMOLACHA, BERENJENA ASADA, NARANJA Y QUESO DE CABRA - RETO COCINILLAS

Con el final del mes volvemos a la carga con el Reto Cocinillas. Y esta vez, toca salado.... y ligero.



Una ENSALADA DE REMOLACHA, BERENJENA ASADA, NARANJA Y QUESO DE CABRA...

La receta original es de Lorraine Pascale, como cada mes...


Y lleva remolacha asada, pero como no la encontré cruda y me había hecho a la idea de asar verdura, le incluí la berenjena, y le quité las avellanas, para hacerla algo más ligera... 

Los ingredientes que he utilizado han sido:
- 1 remolacha cocida
- 1 berenjena
- 1 naranja
- 1 rulo de queso de cabra
- 1 bolsa de lechugas tipo "mezclum"
- romero
- Aliño: AOVE, vinagre de módena, jarabe de arce (o miel), sal y pimienta.

Lavamos y cortamos la berenjena en rodajas de unos dos centímetros, y a su vez en trozos.

Disponemos sobre una fuente de horno, con aceite y romero. Y asamos una media hora a 200ºC.


Dejamos que se atempere.

Preparamos la ensalada, mezclando los ingredientes del aliño (Lorraine lo hace metiéndolos en un tarro de cristal, cierra bien y lo agita con energía), y aderezamos y reservamos.

Por otro lado, picamos la remolacha en dados.

Pelamos la naranja a lo vivo, y reservamos los gajos. 

Y cortamos el queso en rodajas como de un centímetro.

Sobre la ensalada aliñada incorporamos la berenjena...


La remolacha...


Los gajos de naranja...


Incorporamos las rodajas de queso de cabra y a servir y comer!


Nos gustó mucho. La combinación del dulce de la remolacha con el ácido de la naranja y el punto amargo de la berenjena, en mi opinión, va muy bien. Además, la mezcla de texturas, crujiente y cremoso, templado y fresco... ¿Vamos, todo un éxito!

¿Queréis ver cómo les ha quedado la ensalada a mis compañeras de reto? Pues aquí tenéis los enlaces:

Natalia, de Sabores de Nati

Y aquí teneis la receta lista para imprimir.


¡Besitos!

viernes, 4 de marzo de 2016

12 + 4.0 = 16 FEBRERO

El mes pasado comenzamos con la tercera iniciativa de Flor, de Mums & klDS: se trata de publicar cuatro fotos cada día 4 de cada uno de los 12 meses de este 2016: 12+4.0=16. Pero con imágenes "a posteriori", es decir, el día 4 de cada mes, imágenes de lo que hayamos hecho el mes anterior, realcionadas con la temática que cada uno elija.

Os comentaba en la primera entrada el mes pasado que había pensado en compartir imágenes de algunas de mis aficiones, como la gastronomía, viajes y celebraciones, manualidades (incluyendo trapillo y punto, mi última afición), y flores y plantas.

El 10 de febrero comenzó la Cuaresma. ¿Qué os parece esta receta de espinacas con garbanzos, típica de esta época del año?



Un destino muy típico en esta época es Granada. La Sierra está a tope de nieve, y la ciudad, preciosa, y con muchísimo ambiente. Así que muchos años nos hemos dado un salto, ya que estamos tan cerquita, y tenemos amigos dispuestos a llevarnos a disfrutar del "tapeo granaíno"


Febrero también es conocido por ser el mes de los enamorados. Así que cuando mi sobrina de 4 años me dijo que todavía nadie le había hecho un regalo de San Valentín le tejí este cojín en punto grueso de la colección que estoy siguiendo


Por último, febrero nos trajo una sorpresa en el balcón: florecieron los narcisos.Es algo que me encanta de los bulbos... Como los maceteros no dejan de tener plantas todo el año, se me olvida que los he plantado, y si me acuerdo no sé en qué macetero lo hice... Así que cuando salen son siempre una sorpresa...



¿Qué tal ha ido para vosotras el mes de febrero? Espero que como mínimo, haya sido un mes bueno. Si queréis ver cómo ha sido para el resto de participantes en esta iniciativa, podéis pinchar en la imagen.


Y aquí mi resumen con la fotos de febrero.



Aquí podéis ver mis fotos de ENERO.

Y si queréis ver las iniciativas de años anteriores:
- el primer año fue 12.13.14 (pincha aquí para ver las fotos) 
- y el año pasado 12+3=15 (aquí para verlo)

¡Besitos!

lunes, 29 de febrero de 2016

EMPANADAS INGLESAS "CASI DE CORNUALLES" RETO COCINILLAS

Después de un par de meses en los que no he podido participar, vuelvo a unirme al Reto Cocinillas.

Ya sabéis, un grupo de blogueros y no blogueros que el último día de cada mes compartimos nuestra forma de hacer una receta de la chef Lorraine Pascale.

Este mes toca receta salada, y la propuesta elegida ha sido EMPANADAS INGLESAS "CASI DE CORNUALLES" CON MASA QUEBRADA GRUESA.


Y es que hay que andarse con ojo, porque para denominarla como tal debe estar hecha en Cornualles (sí, tienen Denominación de Origen).

Además, existe una asociación, la Cornish Pasty Association en la que se indica exactamente cómo es y qué debe llevar la auténtica empanada de Cornualles. A saber: los ingredientes del relleno obligatorios para empanadas de Cornualles son patatas en rodajas o dados, nabo o colinabo, cebolla, carne de vacuno picada o en dados, sal y pimienta. Todo debe cocerse a la vez, dentro de la empanada, que debe tener forma de "D" y estar cerrada por un lado.

Nosotros vamos a seguir la receta que nos propone Lorraine Pascale, a ver qué os parece...



La receta de Lorraine propone hacer nosotros mismos la masa, una masa quebrada más gruesa de lo normal (medio centímetro). Pero en casa estrenamos horno con esta receta, así que he preferido hacerla con una masa quebrada comprada, a la que le tengo cogidos los tiempos, y ya cuando le tenga cogido el punto al horno volveremos a la carga.

De todas formas, aquí podéis ver la receta que yo utilizo normalmente para hacer masa quebrada en casa.

Los ingredientes para el relleno son:
- 200 gr. ternera picada
- 1 patata mediana pelada y cortada en daditos
- 1 cebolla mediana pelada y cortada en daditos
- 150 gr. nabo pelado y cortado en daditos
- 1 diente de ajo pelado y finamente picado
- 1 y 1/2 cdas. tomillo seco (o un manojo pequeño de tomillo freesco)
- 2 ramitas de romero fresco finamente picadas
- 1 chorrito de fino Montilla-Moriles (en lugar de la salsa Worcestershire que propone Lorraine)
- sal y pimienta negra recién molida
- AOVE y 20 gr. mantequilla (o 50 gr. de mantequilla en la receta original)
- 1 huevo ligeramente batido
-2 cucharones de caldo (opcional)

En la receta original, Lorraine mezcla los ingredientes del relleno, sazona y coloca en el centro de cada empanada, con un trozo de mantequilla encima, para hornear unos 30-40 minutos.

Pero al ser mi masa más fina, he optado por sofreir el relleno antes de pasarlo al horno.

Así, sobre una sartén, en Aceite de Oliva Virgen Extra, pochamos la cebolla con el ajo picado. Añadimos la sal gruesa ahora, ya que hará que la cebolla suelte más agua y quedará más floja.



Añadimos los dados de patata y nabo. 



Como no me fiaba de que quedasen tiernos, le he añadido dos cucharones de caldo, para dejar las verduras cocerse un poco, y las especias picadas.





Cuando se haya reducido el caldo, añadimos un chorrito de vino, en lugar de la salsa Worcestershire que utiliza Lorraine.

Por último la carne, que solamente moveremos un poco, porque se hace rápido y queremos que se haga ya en el horno, y un poco de pimienta negra recién molida.




Estiramos la masa quebrada.


En lugar de hacer varias empanadas, como la masa quebrada que compré tiene forma redonda, he decidido hacer solamente una, pero más grande... Con la mitad del relleno tenemos, así que las cantidades de la receta dan para dos empanadas grandes.

Colocamos el relleno en una mitad de la masa y le ponemos unos 20 de mantequilla (si el relleno fuera todo en crudo, se reparten los 50 g. mantequilla entre todas las empanadas que hagamos).



Cerramos la empanada, bien doblando un poco los filos, o marcándolos con un tenedor (como las empanadillas de toda la vida) o como queramos.



Pintamos con huevo e introducimos al horno, precalentado a 180ºC, entre 20 y 25 minutos. Cuando se ponga dorada la superficie estará lista.

Sacamos y dejamos enfriar un poco.


Y servimos, compañada, por ejemplo, por una ensalada de canónigos y tomates cherry

El sabor es muy suave, que en casa gusta mucho. Y también ha gustado el punto en el que han quedado la patata y el nabo, consistentes pero suaves, nada duros... Así que os animo a que la hagáis vosotros.

Ahora me voy a dar un paseo para ver cómo le han quedado las empanadas el resto de participantes. ¿Me acompañáis?


Vivi, de Hoy Cocina Vivi

Aquí os dejo el paso a paso y los ingredientes, listo para imprimir.


¡Besitos!

viernes, 26 de febrero de 2016

RISOTTO MILANESA O AL AZAFRAN

Hace ya unos cuantos años fui con Rafa a un curso de cocina en el que nos enseñaban varias recetas de cocina buenas para prevenir migrañas. Después de las explicaciones de cómo se hacía cada cosa, cada pareja hacía una de las recetas, y nosotros fuimos rápidamente, en plan me escabullo, que no se note que corremos pero vamos a llegar los primeros a la mesa del risotto...

Todavía no estaban tan de moda los risottos, así que para nosotros era "lo más"...

Después he ido aprendiendo, leyendo y también improvisando, y humildemente creo que se puede decir que se han convertido en una receta que domino... 

Una de las cosas que aprendí a posteriori fue que el risotto que nos enseñaron aquel día y que era bueno para mis migrañas tiene un nombre oficial: RISOTTO ALLA MILANESA.



Así que os voy a contar como lo hice, además de contaros un poquito de las propiedades del azafrán...

El Azafrán (Crocus sativus) es una planta que procede de oriente Próximo, aunque actualmente se cultiva en España y toda la cuenca mediterránea hasta la India. Florece entre septiembre y octubre.

Su nombre procede del término árabe "za'fán", que hace referencia al color amarillo, ya que de este color quedaban no sólo las comidas condimentadas con azafrán, sino también los tejidos teñidos con él... ¡A que no os lo esperabais!

Es la especia más cara, debido a que para obtener 1 kg. de azafrán seco hacen falta recolectar unas 150.000 flores. Un inciso... No sé si habéis tenido ocasión, pero ver los campos con la flor del azafrán recolectada, que van dejando a los bordes de los caminos, es una preciosidad...

Antiguamente, además de utilizarse para condimentar y teñir, se utilizaba como planta medicinal para enfermedades cutáneas y oculares, e incluso para combatir la peste y como método anticonceptivo...

Hoy en día, las propiedades reconocidas de esta especia son variadas: actúa como tranquilizante suave; mejora la circulación (por eso nos propusieron el risotto con azafrán para la migraña) y fortalece el corazón; regula la menstruación y tiene efecto afrodisíaco.

Ojo, que también tiene sus riesgos: una sobredosis tiene efecto narcótico, y a partir de 10 gr. es letal.

En cocina, se utiliza para sopas, mariscos, salsas y hasta platos dulces, y por supuesto, para arroces.

Es interesantísimo todo lo que he leído sobre el azafrán, leyendas incluidas, pero no me puedo pasar aquí tres días, así que, con la recomendación de que sigáis indagando en las curiosidades de esta especia, voy ya con la receta para el #reto especialízate6

Para hacer este risotto para 4 personas necesitaremos:
- 1 y 1/2 caldo de pollo
- 1 cebolla mediana
- 60 gr
- mantequilla
- 350 gr. arroz (tipo bomba)
- 100 ml. vino blanco D.O. Montilla-Moriles (u otro blanco seco)
- 2 pellizcos pequeños de hebras de azafrán
- 50 gr. queso parmesano en lascas

Como veréis no utilizamos sal, porque el parmesano es un queso bastante salado.

Una de las características del risotto es que se le va añadiendo el líquido poco a poco, conforme lo vaya pidiendo. Así que ponemos a calentar el caldo, para que cuando se incorpore al arroz no corte la cocción por estar demasiado frío.

Por otro lado, picamos la cebolla. En una sartén o cazuela derretimos la mitad de la mantequilla y cuando empiece a formar espuma, añadimos la cebolla y la rehogamos.



Cuando empiece a dorar, añadimos el arroz.

Hay que mantenerlo unos dos o tres minutos rehogándolo, hasta que quede como transparente.



Añadimos el vino y removemos.

A estas alturas ya estará el caldo caliente, así que en medio vaso de caldo ponemos el azafrán en remojo.

En cuanto el vino se consuma, vamos añadiendo caldo caliente, sin dejar de remover, cucharón a cucharón, esperando a que se absorba cada vez antes de añadir más caldo.

En unos 20 minutos aproximadamente ya tendremos nuestro risotto al punto. Apartamos del fuego y añadimos el resto de la mantequilla y las lascas de parmesano. Removemos un poco.


Removemos también el caldo con las hebras de azafrán, que tomará un color amarillo, vertemos sobre el arroz, y mezclamos todo con un tenedor.



A mi me gusta dejarlo reposar, tapado, unos cinco minutos como mucho. No sé si conocéis el dicho "Arroz: mal guisado y bien reposado". Pues éso....

Servimos y disfrutamos nuestro Risotto a la Milanesa, hecho con una especia con mucha historia y leyenda.


Animáos, porque además, es muy suave y bastante ligero...


Y para saber más y ver otras recetas con azafrán...


¡Besitos!

viernes, 19 de febrero de 2016

QUINOA CON VERDURAS Y CURRY

Esta vez he preparado una receta con unos ingredientes exóticos, aunque cada día son más habituales en nuestra cocina: QUINOA CON VERDURAS Y CURRY


No sé si conocéis la QUINOA. A mi me la recomendaron hace unos cuantos años, así que de vez en cuando la utilizo en sustitución de arroz, principalmente en ensaladas.

La quinoa es una semilla originaria de la Cordillera de los Andes, que se puede utilizar como cereal (de hecho se utiliza muchísimo como cereal), por lo que es estupenda para los celíacos, ya que no contiene gluten. Tiene un bajo índice glucémico, por lo que se aconseja para diabéticos y regímenes de adelgazamiento, y además ayuda a controlar el nivel de colesterol en sangre (tiene, por ejemplo, omega 3 y omega 6).

Su uso es bien sencillo: se enjuaga un poco bajo el grifo y a continuación, se hierve como si fuera arroz.

Os cuento también que el curry no es una especia en sí, sino una mezcla de especias procedente de India y Sri Lanka. Normalmente lleva cúrcuma (que es la que le da el color amarillo), jengibre, cilantro, pimienta negra, comino y granos de mostaza. Ésta sería, por así decirlo, la mezcla básica, que además es suave de sabor. 

A esta mezcla básica se le pueden añadir guindillas, chiles (que darían lugar a los currys picantes), canela, nuez moscada...

Se puede decir que la mezcla depende de cada familia...

Como curiosidad, deciros que el curry en origen no lleva sal ni cardamomo, pero en las versiones europeas muchas veces se pueden encontrar.

La mezcla de especias hace que se estimulen los jugos gástricos y biliares, por lo que favorece la digestión. En los casos que lleva especias picantes, tiene efecto antiséptico

Pero vamos con la receta...

Vamos a necesitar (para 4 personas):
-  1 y 1/2 tazas de quinoa
- 1/2 cebolla mediana
- 1 diente de ajo
- 1 zanahoria más bien grande
- varias ramitas de brócoli
- 2 ó 3 cucharaditas de curry
- aceite, sal y pimienta

Colocamos la quinoa en un colador y enjuagamos un poco bajo el grifo.

Ponemos agua a hervir, con un pellizco de sal, e incorporamos la quinoa. Dejamos entre 12 y 15 minutos.

Por otro lado, picamos la cebolla y el ajo y sofreímos con aceite de oliva en una sartén. 

Cuando empiece a estar transparente la cebolla, incorporamos la zanahoria, picada en brunoise, y varias "ramitas" de brócoli


Mientras, habrá terminado de hacerse la quinoa, así que escurrimos bajo el grifo y reservamos.


Pasados unos 10 minutos (en casa gusta que la verdura quede un poco "al dente") incorporamos la quinoa.


Añadimos un poco de pimienta negra recién molida y para terminar, añadimos el curry, dos o tres cucharaditas, según el gusto de cada uno.


Removemos un poco y servimos. Si queremos que quede más especial, podemos utilizar un aro...


Levantamos con cuidado, y a comer!!


¿Os apetece? Os dejo la receta lista para imprimir.


Con este post además participo en el Reto Recetas Sanas de facilisimo.com



¡Besitos!

martes, 10 de noviembre de 2015

PIERNA DE CORDERO ASADA

¿Qué tal un asado? En esta época parece que apetecen mucho, ¿verdad?

Pues esta vez le ha tocado al cordero. Y más concretamente, a una pierna de cordero de kilo y medio...



Es muy fácil de hacer. Al menos a mi todos los asados me parecen muy fáciles, ya que una vez en el horno, sólo hay que vigilarlos de vez en cuando, o darles una vuelta, regarlos...

Dejando de lado la polémica desatada recientemente sobre las carnes rojas (que hay que consumir siempre con moderación), el cordero tiene muchísimas propiedades, ya que su carne tiene la mayoría de los aminoácidos esenciales que necesita nuestro organismo. Muy rica en vitaminas del grupo B y hierro.

Además, en este caso, al cocinarse con poco aceite, tanto la carne como la guarnición resultan muy ligeras.

Necesitaremos:
- 1 pierna o paletilla de cordero (la mía pesaba 1,5 Kg)
- 1 patata 
- 1 cebolla
- 4 dientes de ajo
- aceite de oliva virgen extra 
- especias: romero y tomillo, para darle toque de campo
- sal y pimienta
- 1/2 vasito fino Montilla-Moriles

Rociamos la fuente de horno con aceite en spray, o lo untamos, y disponemos sobre ella la patata y la cebolla, peladas y cortadas en rodajas, y los ajos, machacados con un golpe seco de la hoja de un cuchillo.

Salpimentamos y añadimos las especias.



Sobre la cama de patata y cebolla colocamos la pierna de cordero.

La untamos con aceite, salpimentamos y especiamos.



Introducimos al horno, precalentado a 200ºC.

Cuando lleve una media hora, regamos con el vino.

Cuando haya pasado otra media hora, regamos con el jugo que haya ido soltando la carne.

Tras pasar otra media hora o veinte minutos, vamos revisando si la carne está hecha.



Cuando esté lista, sacamos con cuidado y servimos en un plato, con las patatas, la cebolla y salsa al gusto.

Con esta receta participo en el Reto Recetas Sanas de Facilísimo.com



Y aquí tenéis para imprimir la receta




¿Os vais a animar a hacerla?

¡Besitos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...